martes, 21 de diciembre de 2010

¡Feliz tú serás, feliz yo seré!


¡Feliz tú serás, feliz  yo seré!

Lo he pensado mucho…  me toca actuar y comunicarte esto.
Sólo te lastimo mientras tu amor crece hacia mí…
La flor debe cumplir su ciclo… debe de regresar a su origen.
Como la mariposa amarilla cuando deja su capullo;
vivirá silenciosa para embellecer más el paisaje andino,
transportará  vida, como tú me la diste y en abundancia;
luego deberá dejarnos después de logrado su destino.
Auguro y veo un gran horizonte para ti después de la lluvia,
se viene una metamorfosis celestial, volverás a renacer,
serás sabia y premiada como  un ángel de luz reivindicado:
sin mancha, pura y bella, llena de honor divino.
Otra misión te espera: en esa ya no estaré, pero si tu Dios.
yo me quedaré en la sombra; en la ribera quieto estaré;
apartado y en secreto seguiré:  mi penitencia por los dos.
Sobre ti lucirá un bello arcoíris, un halo llamado esperanza.

Un hombre diferente y especial llegará: ¡tu segunda oportunidad!
Aquel,  te llenará de caricias, de cumplidos y de mucho  amor.
Te dirá: ¡te amo!, con tanta intensidad como yo; quizá más.
En la ribera mi sonrisa lo aprobará y seré feliz por ti y por él.
Tu piel sin daño alguno se aislará de la mía, se desprenderá;
aunque,  la mía se desgarrará y sangrará: se formarán  cicatrices.
Serás tan feliz que mi recuerdo muy poco te importará.
En tu mente ya no entraré, saldré: ¡feliz tú serás, feliz  yo seré!

Llegó  el momento en que ya no permanecerás en la oscuridad,
tu mano blanca abrigará otra con total libertad, la apretarás,
no tendrás  tampoco ya nada que ocultar… nada te avergonzará.
Me retiro con profunda tristeza;  esta no me pasará, sufriré,
pero mi consuelo será tu total felicidad:¡ será por tu bien!
Por hacer lo correcto, a mi gran amor le digo: ¡adiós!
Por el gran amor que me tienes, y por ser considerada,
libérate de mí, aceptando y diciéndome: ¡amén!!...


Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

TODO POR AMOR.


TODO POR AMOR.

Empiezo a  bañarme con el sudor de tu espalda,
el vaivén fuerte de mi cadera aumenta mi calor
mientras tú aseguras con ello acertar el  tamaño,
las dimensiones lineales y de volumen de tu amado intruso.

Sientes placer al saber que tus curvas y medidas
fueron diseñadas para mis manos y mis labios;
naciste para  provocar a mi falo  una ansiada erección;
me diseñaron para ser tu deseada  y muy esperada penetración:
los dos cuerpos se acoplan  al milímetro...

Cuando estás subida sobre  tu hombre,
tus senos calzan perfecto en mis manos,
aquellos que los deseo arrancar de tu pecho
cuando la pasión por ti me enloquece:
cuando escucho esos gemidos que se suman a los tuyos;
son los míos que te piden llegues conmigo al clímax…
y caigas desmayada sobre mí … tu batalla y  tu victoria.

Bellos recuerdos de noches  desnudas tenemos.
Recuérdame toda tu vida, por favor  andina  flor.
El hombre que más te ha amado en la vida,
fue quien te hizo mujer… no lo dudes… ¡jamás!...
Quien saboreó tu néctar  por primera vez, es quien construyó
la mejor  y última historia de amor, al pintor le inspiró pintarlo
y el músico creó su más tierna composición: conjuro de amor.
Una bella novela de amor que se plasmó en un libro
para declararle al mundo el inmenso amor,
la irresistible pasión que hubo y hay entre los dos.

¿Qué mayor prueba de amor se le puede dar a una mujer?
¿Qué otra prueba de amor te puedo entregar?
… La mayor historia  de amor escrita:
vida, amor y pura  pasión entre tú y yo…
más tarde escribirás o escribiré o escribirán  nuestra muerte…
¡Qué más quieres de la vida si esta ya te dio mi vida!
Nos tenemos  el uno al otro, aunque convivimos en  secreto....
Qué más quieres de Dios si mi pasión toda te la entregó:
y tú la ocupas con intensidad en nuestras noches de libido.

¿Qué más quieres de mi corazón?
Mis pensamientos más románticos y eróticos
cada sístole y diástole me los recuerda con obsesión.
¿Qué más quieres de mi piel?....
Si cada encuentro entre los dos sólo vemos una piel.
Si antes no teníamos ni conocíamos vicio alguno, ahora:
somos adictos los dos...¡ Sí! somos adictos uno del otro...

Gracias a Dios, por prestarme uno de sus ángeles...
un hermoso ángel que me mima, me cuida, me alumbra
y con el cual también fornico con frenesí,
¡Perdóname, ángel mío,  por hacerte pecar... es sólo mi culpa¡!
Únicamente a mí, castígame mi  Dios, por el abuso que cometí.
Si lo que te voy a decir sirve de algo para menguar  mi condena:
¡Todo fue por amor!...

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

jueves, 2 de diciembre de 2010

LEÑA DE AMOR


LEÑA DE AMOR

No he conocido manos más maravillosas que las suyas.
Es un ángel bajado del cielo para enterarme  de su  vida.
No necesita conversar  palabras dulces, ni decirme: te amo.
Lo demuestra cogiendo mi leño como una joven traviesa,
lo encontró en otro paraíso y en otro jardín llamado Tierra:
lo acaricia, lo observa, lo valoriza como la flor a su rama.

Sus ojos los acerca hasta que sus labios lo topa;
decide abrir su boca para averiguar su sabor,
su mente procesa y concluye que es desconocido;
cierra sus ojos y siento su devoción.
Empieza por  la punta su órgano móvil bucal a investigar,
luego desplaza sus pétalos carmesí por los lados
hasta llegar al mismo origen de su aún primerizo madero.
Sus manos inquietas empiezan a frotarlo,
algo sorprendida queda cuando logra  encender  el fuego … 
sus manos  blancas han creado una  leña de amor.

No entiende esta pura flor el contagio de ese calor,
siente sofocación que intranquiliza sus ingenuos ojos,
más cuando mis manos empiezan a tocar su secreto
para, intencionalmente,   procurar calmar su ansiedad;
y siente una impaciencia suprema cuando mis labios
y mi lengua como ofrenda llena de saliva le entrego
y  junto con su tibia sábila se mezclan de pasión.

Sus manos no resisten coger mi cabello;
no me pide nada…  no lo puede hacer…
su instinto reemplaza su lenguaje…
intenta decirme algo con sus gemidos…
su jadeos son más frecuentes… parece perder la cordura,
un fonema se escucha largo, intenso y celestial;
siento cuando sus manos pierden fuerza y su vientre se relaja.
Mi boca yo le aparto y permanece complacida a mi lado…
Ahora hablamos el mismo idioma, pero en silencio: es amor.


Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Angelical mujer.


Angelical  mujer.

Yo te necesito como agua fría en el desierto,
para calmar mi sed, bañar mi rostro y todo mi ser.
Te necesito como  cachorro siberiano perdido en la nieve
buscando su protectora  y su cabaña con chimenea  encendida.
Yo necesito de ti mi amarilla mariposa del valle,
para que mi polen blanco tenga sentido existencial.

Yo te necesito como la raíz a la tierra.
Yo te necesito como la iglesia necesita la oración.
Yo te necesito como el gran pintor,
que busca con su paleta, su óleo  y su pincel
reposar sobre el lienzo  su mejor composición:
su delirante amor hacia una  angelical  mujer.

Tú eres  mi luz para crecer y desarrollarme,
así como la fotosíntesis se vale del sol
para obtener una sana y bella vegetación.
Te amo como el explorador cansado, pero lleno de fe,
arribando a una gigantesca  y virgen cascada de salvación.
Eres mi oxigeno, mi calor, mi agua, mi naturaleza,
mi  amazónico paisaje, mi templo,  mi total  amparo: mi amor.


Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portalhttp://www.franzmerino.com/.
¡Gracias!

sábado, 6 de noviembre de 2010

Deseo sentir la tibieza sobre mi pecho.


Deseo sentir la tibieza sobre mi pecho.

Anhelo siempre sus invaluables poemas;
todos ellos contienen nuestras vivencias
y sobre todo: entrega su corazón.
Su poesía romántica y erótica 
es el mejor regalo para una mujer enamorada
como  yo; me siento tan amada por usted: 
expresa lo que siente sin tapujos al escribir.

A usted  yo lo inspiro…
A través de mí usted grita al mundo sus versos…
A través de mí se realiza como poeta…
A través de mí su ambición se hace realidad:
ser un escritor por amor al arte y nada más…
Yo soy parte trascendental para que su sueño no quede ahí;
yo  ayudo  a su talento a transformarse en reales palabras… 
soy su musa… su fuente de contenidos candentes…
tiernos… sensuales… idílicos…  sentimientos todos bellos.


Le entrego mucha atención a usted,
paso pendiente de usted…
supero a la sumatoria de todas y todos
sus lectores y fans: yo soy la número uno.
Yo soy la primera en leer lo suyo,
siento placer sublime con su lectura,
me despierta el  amor y mi gran pasión,
me hace desearlo con frenesí;
soy la primera beneficiaria de sus párrafos; 
aunque sea la segunda en otras cosas.

Ahora mismo deseo con ímpetu su cuerpo;
deseo ser bautizada, nuevamente, 
con el agua que es suya mi Acuario: su sudor.
Deseo ser iniciada, nuevamente,
con la entrega de su sustancia. 
Deseo sentir la tibieza sobre mi pecho
de su blanquecina  miel… ansío saborear…

Yo estoy lista siempre y cuántas veces usted quiera:
permitir  calmar con mi boca sus deseos,
y beber sus jugos con mucha sed…
siempre mi  rostro y mis senos y toda mi piel,
esperan  porque su crema las unte: me revitaliza.

Le exijo siempre recorra todos mis caminos
como yo recorro todo su trapecio y su tronco; 
poder mirar,  acariciar, besar, frotar… 
sentir su penetración, su roce  y su fuerza;
sus gemidos, su ternura, su dulzura, sus vaivenes, 
sus empujes  llevándome al cielo mi ángel de amor;
degustar, completa,  la poción vital que expulsa  su falo.

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portal http://www.franzmerino.com/

sábado, 30 de octubre de 2010

Sumergidos, los dos somos transparentes.




Sumergidos, los dos  somos transparentes.

Mi buen y bello Acuario...
necesito de su agua de vida...
necesito recorra todas mis branquias
y  llene las  cauces de mi alma...
... usted me da vida...
su líquido me purifica toda...
... soy el pez que sin su hábitat natural, muere...
sin usted, muero asfixiada.

Mientras usted sea Agua y yo un pez...
¡La razón me asiste!
Necesitará de mí para justificar su vida
y, yo,  necesitaré de usted para vivir,
usted no sentirá la soledad.
Ambos nos necesitamos:
yo estoy sumergida para usted
y usted también lo está...
es sombra revitalizante para mí,
como yo para usted...

Yo navego dentro de usted,
soy su Sirena encantada y única;
permanezco oculta  por amor,
me lastimarían en la superficie
y a usted   lo mataría mi abandono:
cual océano contaminado por petróleo.


Tanto dolor veo y hay  en la tierra:
prefiero seguir  tal como estoy: desapercibida.
Prefiero seguir viajando por los ríos y mares con usted…
dentro de usted…  así como yo lo siento dentro de mí;
avanzando  los dos  por todo nuestro torrente sanguíneo;
somos  leucocitos infatigables, inofensivamente enamorados .

Me deleita su agua y la tierra firme me asusta.
Usted me llena: su tiempo me arroja únicamente felicidad.
Me llena… lo disfruto: vivo en dicha y tengo paz, a su lado.
No necesito mucha luz…
la que me puede usted entregar está bien…
Sumergidos, los dos somos transparentes.



Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com/

Está prohibido reproducir cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y siempre al portal http://www.franzmerino.com

jueves, 7 de octubre de 2010

El cielo está esperando por los dos.



El cielo está esperando por  los dos.
Cuando lo extraño mucho me desespero,
el consuelo lo alcanzo leyendo sus inspiraciones;
me regocijo secretamente en ello.
El simple hecho de verlo me complace,
aunque a usted ¡no!…
¡Usted desea más!…  
No le basta ser el dueño de mi corazón
y  único habitante en mi pensar...
No le basta que yo lo huela,
lo lleve y saboree en mis labios;
lo albergue en mis adentros
y  lo sienta en mis manos sin tenerlo…
Usted quiere más…  todo lo tiene ya de mí.
Usted siempre quiere más… 
y  yo a voluntad cedo ante su petición;
anhela  ansioso mis caderas y mis senos:  
poseer, constantemente, mi cuerpo.
Su pasión es más contagiosa que el bostezo nocturno,
y supera  demás una buena risa de un sano  bebé;
es cuando tampoco me conformo con mirar…
la ropa me incomoda; nos  estorba…
deseo tocar y morder…
ser  tocada y mordida…
deseo ser tomada como refugio y consuelo…
 deseo lo suyo: copular con frenesí. 
Los dos encontramos  total sosiego así…
y no por mucho tiempo… 
los besos y caricias apenas descansan;
la brasa enciende nuevamente…
otro ligamiento se da.
Nuestras prácticas carnales se hacen necesarias,
son sabrosas, la gula nos beneficia;  
la lujuria nos domina…
imprescindibles movimientos  para seguir viviendo…
condición para  que usted siga escribiendo…
para producir mis vitaminas... mis versos.
Su poesía es alimento vital para mí. 
Deseo escriba eternamente sólo para mí,
como lo hizo ayer y  lo hace ahora;
a cambio seré por toda la vida su amante;
permítame  ser su única  segunda piel.
Debo confesarle algo:
todos sus pensamientos los he recopilado en un libro;
y el contenido escrito de su alma es ahora mi tapiz.
¡Sí! … En mi habitación tengo pegados sus poemas;
esa decoración hace especial mi dormitorio.
Cuatro paredes antes frías e inertes,
ahora, vivas,  tibias  y bellas: está usted ahí.
Siento que Dios nos está  preparando;
el cielo está esperando por  los dos;
lo aseguran esas hojas románticas  y divinas.
Todo ese lenguaje  lo grita con eco mi cuarto:
usted es mi predestinado, mi varonil obsesión;
mi bendito  y amado escritor universal…
el paraíso está aquí,  vivo con él,
usted es mi ángel y yo el suyo. 
¡Lo confirmo y te lo agradezco, mi Dios!


Franz Merino
Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com

Está prohibido reproducir  cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y  siempre al portal http://www.franzmerino.com.
¡Gracias!

El cielo está esperando por los dos.


Cuando lo extraño mucho me desespero,
el consuelo lo alcanzo leyendo sus inspiraciones;
me regocijo secretamente en ello.
El simple hecho de verlo me complace,
aunque a usted ¡no!…
¡Usted desea más!…
No le basta ser el dueño de mi corazón
y  único habitante en mi pensar...
No le basta que yo lo huela,
lo lleve y saboree en mis labios;
lo albergue en mis adentros
y  lo sienta en mis manos sin tenerlo…
Usted quiere más…  todo lo tiene ya de mí.
Usted siempre quiere más…
y  yo a voluntad cedo ante su petición;
anhela  ansioso mis caderas y mis senos:
poseer, constantemente, mi cuerpo.
Su pasión es más contagiosa que el bostezo nocturno,
y supera  demás una buena risa de un sano  bebé;
es cuando tampoco me conformo con mirar…
la ropa me incomoda; nos  estorba…
deseo tocar y morder…
ser  tocada y mordida…
deseo ser tomada como refugio y consuelo…
 deseo lo suyo: copular con frenesí.
Los dos encontramos  total sosiego así…
y no por mucho tiempo…
los besos y caricias apenas descansan;
la brasa enciende nuevamente…
otro ligamiento se da.
Nuestras prácticas carnales se hacen necesarias,
son sabrosas, la gula nos beneficia;
la lujuria nos domina…
imprescindibles movimientos  para seguir viviendo…
condición para  que usted siga escribiendo…
para producir mis vitaminas... mis versos.
Su poesía es alimento vital para mí.
Deseo escriba eternamente sólo para mí,
como lo hizo ayer y  lo hace ahora;
a cambio seré por toda la vida su amante;
permítame  ser su única  segunda piel.
Debo confesarle algo:
todos sus pensamientos los he recopilado en un libro;
y el contenido escrito de su alma es ahora mi tapiz.
¡Sí! … En mi habitación tengo pegados sus poemas;
esa decoración hace especial mi dormitorio.
Cuatro paredes antes frías e inertes,
ahora, vivas,  tibias  y bellas: está usted ahí.
Siento que Dios nos está  preparando;
el cielo está esperando por  los dos;
lo aseguran esas hojas románticas  y divinas.
Todo ese lenguaje  lo grita con eco mi cuarto:
usted es mi predestinado, mi varonil obsesión;
mi bendito  y amado escritor universal…
el paraíso está aquí,  vivo con él,
usted es mi ángel y yo el suyo.
¡Lo confirmo y te lo agradezco, mi Dios!

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/
http://www.franzmerino.com

Está prohibido reproducir  cualquier parte de mis contenidos (escritos) sin previo aviso y autorización. Sí lo hace deberá citar la dirección de la web y el enlace directo al blog, página, post, etcétera, y  siempre al portal http://www.franzmerino.com.
¡Gracias!

lunes, 4 de octubre de 2010

La hija de Venus.



La hija de Venus.

Venga a la cama, hablemos.
Tomemos todo el coctel de esta botella.
Brindemos en esta mañana por nuestro amor.
Déjeme oírle.
Muéstreme la brillantez de su inteligencia.
Complace a mis oídos el escucharle.
Deje que mis sentimientos  le admiren.
Déjeme ver su interior mágico.
Lléveme a la profundidad de su  imaginación.
Sus monólogos son exquisitos, calientes,
intelectuales, humanistas, románticos,
tiernos, políticos, divinos... banales nunca,
pero sí posibles e imposibles ideales.
Déjeme escuchar su arte... ver su don.
Cuando observe mi mirada fija,
ya entré  y me senté en primera clase
en la nave maravillosa de su mente viajera;
aprendo mucho... vivo mucho...
viajo mucho con usted...
sus escenas las veo nítidas
mi memoria las fotografía...
su mundo es fantástico...
no existe odio, envidia, mala voluntad ni terror...
idolatra la victoria y la gloria;
contiene  riquezas con esfuerzo,
ama al talento y a las  artes;
recorro Grecia, Persia  y Babilonia con sus palabras...
Su genialidad flota sobre amor,
protesta y justicia social.
Empiece su monólogo  ¡ya!…
anhelo  un erótico… deseo despierte mi libido…
aunque siempre le ansío… ardo por usted...
Había una vez una doncella mitológica,
educada, consentida, ingenua,
protegida y amada por Venus;
y un caballero entrenado por Marte:
los dos colgaban en su pecho a Cupido.
La doncella se sintió sola aún teniendo su diosa,
así como la solitaria y gran constelación de Piscis
llena de estrellas y sin su propio sol.
Entonces, pidió a su diosa un espléndido amante.
Venus solicitó  a  Marte un hombre y  su corazón;
pero no cualquier hombre para su hija…
debía llenar ciertos requisitos para su inmaculada;
debía ser un guerrero, un jugador intelectual,
debía poseer un gran corazón; ser un poeta y escritor;
éste eligió al mejor de los mortales: Acuario, su hijo.
Un titán enamorado de la vida y con neuronas de oro.
Un varón que aún sin tener fuerza mortal en sus músculos,
posee el poder y la fuerza de un toro de lidia en su pensar;
y decidido como un buen  matador sin usar  el tiro de gracia.
Marte a su vez condicionó a Venus:
debía ser, completamente  pura,
para su único gladiador idealista.
El tiempo cristiano para su encuentro tomó veinte años…
para los dioses un abrir y cerrar de ojos.
Larga espera para la pisciana…
mucho tiempo para este lucero.
Cuando vio llegar a su amantísimo amante;
la purísima fue inmediatamente seducida por su consorte;
sin dudar la besó, la desnudó, la acarició y la poseyó.
¡Amor!…
¡Deténgase!… ¡Es suficiente!…
Venga, entre en mí…
Haga trabajar a todos mis sentidos.
Le amaré... ámeme, ahora, mi vida…
Deje caer su piel sobre la mía.
Deje caer su mejilla sobre la mía.
Deje caer sus labios sobre los míos.
Lleve  sus manos a mis senos: apriételos.
Dé a mis labios el placer de humedecer su pasión.
Permita y permitiré, permitamos  todo:
deje que su falo sea mi estocada final.
Entrégueme su sustancia vital…
luego,  deje caer en  mis oídos,
las gracias por calmar sus ardientes deseos…
Yo, también se las daré: ¡gracias, mi amor!

Franz Merino

Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/

sábado, 2 de octubre de 2010

¡Soy tu tentación!


Yo,  soy tu tentación.
Tu idea fija.
Tu carne que deseas y no puedes comer.
Tu deseo.
Sólo puedes saborear, morder y lamer.
Tu obsesión.
Me tomas, me posees, te desgastas.
Tú espacio.
Sacas tu lengua y la usas,  introduces.
Tu perímetro.
Tus dedos me recorren suavemente.
Tu mano derecha cogiendo el amor.
Soy la única área para tus ojos.
Soy lo oculto que te da luz y vida.
Cuando me tienes,  tu verdad se libera.
Soy  tu cueva, tu refugio  y tu prisión.
Soy  el fuego que amolda tu pasión.
Soy la fuente que calma tu sed y deseos.
Soy el territorio que labras y cosechas.
Soy la niña caprichosa amante de tus caprichos.
Soy la que dice sí a tu prohibida tortura.
Siempre entrarás con agitación a mi boca.
En mi alcoba, reposarás y dormirás: mi  Acuario.
Soy la que te escucha, te mima, te cuida.
Soy la que no te juzga y siempre te apoya.
Soy tu condena y tú la mía.
Soy tu castigo y tu premio.
Ambos somos anhelados verdugos.
Soy tu aceptación y tu reclamo.
Tú, eres mi regalo y mi trofeo.
Soy tu cérvix y tú mi falo…
Libres en cada encuentro… ¡Bella libertad!
Eres quien me inflama y yo quien te enciende…
Eres  el suicidio hecho ahogo…
Bienvenido mi incesante clímax…
Eres arritmia que no me debilita:
fortalece mi corazón en cada desmayo de mi piel…
Venga  a mi habitación… sin golpear abra la puerta:
entre, acorráleme,  abráceme,
desnúdeme; deléitese y penétreme…
Susúrreme: “soy lo que ama y le ama: su Acuario”...
…Gracias, por  existir, por venir y estar aquí: mi Acuario…
… Otra esperada,  bella  y bendita noche de pasión…

Franz Merino
Inspirado en la obra: “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”. ¡Adquiérala, ya!
http://poesiayliteraturaecuatoriana.lacoctelera.net/
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://franzmerino.wordpress.com/
http://franzmerino.blogspot.com/

martes, 14 de septiembre de 2010

Infieles anónimos. Diario de una amante: testimonio de una gran pasión.


Infieles anónimos. Diario de una amante: testimonio de una gran pasión.
Es un E-Book escrito por el suramericano Franz Merino, ecuatoriano de nacimiento y cosmopolita de corazón. Acuario, es un técnico informático, esposo de Leo, padre de familia y un aficionado escritor. Piscis, es una oficinista estatal, soltera y virgen, con mucha afinidad  a lo religioso. Ambos en su pasado tuvieron un idilio que poco faltó para terminar en matrimonio, si no fuera por la infidelidad juvenil de Acuario. Pasaron aproximadamente 20 años y se volvieron a encontrar esos dos corazones. Su amor, mantenido en letargo, empezó a despertar y a formar una nueva relación. La inmaculada Piscis y Acuario con muchos años de fidelidad, formarán una historia de amor única y desbordarán una pasión inigualable;  jamás antes vista ni leída por ningún alma…
Formato del E-Book: PDF (Adobe/Acrobat Reader)
Páginas: 327 
Costo: $25 (o equivalente en su país)
Forma de pago: Depósito o Transferencia Bancaria.
Cta. Cte. Banco del Pichincha: 3121 842104
Titular de cuenta y autor: Franz Alberto Merino Dávila
Ciudad y País: Guayaquil, Ecuador.


Blogs y Páginas:

Una vez confirmado el depósito, previo aviso del depositante,  el libro será remitido (inmediatamente) directamente al correo electrónico indicado por el lector. 
¡Cómpralo, ya!

Infieles anónimos. Diario de una amante: testimonio de una gran pasión.



jueves, 9 de septiembre de 2010

¡Gracias, amado mío!



¡Gracias, amado mío!

No existe cocina  alguna en Quito,
ni en el Marriott ni en el Hilton Colón,
que hayan creado un postre tan exquisito
como el sabor que me dejan sus poemas;
no se igualan en nada a lo suyo.

¿Y, sabe por qué?
Porque nadie terrenal, fuera de usted,
puede hacer un manjar
para las diosas  y para las ninfas.
Sus versos son suspiros  y lágrimas a la vez;
mucha dicha, gloria, victoria y pasión;
es su corazón a flor de piel,
he sido merecedora de su sangre,
de los pensamientos de su cerebro,
todo a usted lo he saboreado
y me ha atrapado y esclavizado
como mis labios vaginales a su bálano.

Usted es genial… es único…
Jamás hembra alguna ha tenido tanta felicidad
como esta mujer única que sólo sabe adorarlo.
Me fascina cuando mis pétalos genitales
ayudado con sus labios preparan una envoltura…
¡sí!… la prepara… forma un nuevo prepucio…
completo envolverá  al caramelo de su falo.

No existe cosa, ni viaje, ni lugar alguno
con lo cual lo podría cambiar.
Lo que vivo no lo cambio por nada.
Tengo a quien amar y es demasiado especial.
Usted es exclusivo, celestial y mágico.

Me encantaría estar en Cancún con usted,
también en Las Bahamas y en Isabela;
pero como la magia usted la lleva consigo
no nos hace falta esos lugares
y esos lujosos hoteles… ¡ya me ha dicho que no!
Con todo lo que usted toca o ve hace magia;
de una vendedora de flores obtiene un poema,
una lección de vida, y con las rosas…
qué puedo decir, las da en alabanza a Dios.

Los licores y lugares finos: ¿qué son?
La piña colada, el ruso negro, whisky barato
o cualquier coctel  de los bares de tercera;
igual construye pláticas hermosas, mi amor…
¡Carambas!, eso amo de usted...

Hemos estado en hoteles de $5
y hasta de $46,
pero preferimos Laguna Azul de $10.
Igual, en cualquier lugar es el mejor amante.
A todo me adapto con usted.
Nos gusta empezar con cerveza...
Y, generalmente,  terminamos con cerveza…
consume cigarrillos económicos
y no usa puros, peor habanos...
No necesito usar ni Chanel N°5,
ni Christian Dior ni Givenchy,
cuando estamos juntos…
Usted exige mi natural olor…
mi perfume más preciado es su aroma.

Tampoco las sábanas son perfumadas donde vamos,
ni el baño tiene los mejores jabones del mundo...
ni las toallas más gruesas ni nuevas...
pero qué les importa a nuestros cuerpos
si se buscan ni bien se produce el encierro.
Tampoco hemos viajado al extranjero...
pero sí a territorios nuestros, caseríos,
y ciudades pequeñas llenas de recuerdos gratos;
también hemos comido en sus mercados.
En las grandes ciudades ecuatorianas,
sí, también hemos estado…

Complaciéndome, no de buena gana,
hemos entrado a lugares
de “primera” y  resultaron de “quinta”,
pues siente que nos han estafado,
el precio y los ingredientes no iban de la mano.
Qué diferencia con otros lugares,
donde a las oferentes de flores  sí las dejan entrar:
lugares de “cuarta” pero que nos atienden de "primera".

Ha conducido un carro de $6.500
y ahora está manejando uno de $20.000 ...
jamás ha manejado un BMW o un Toyota Híbrido
o un carro que pase los $75.000;
pero igual nos han llevado a un destino feliz.

Tampoco sabemos que es tener una casa propia,
ni en la ciudad, ni en el campo o en la playa;
no tenemos lujos,  joyas costosas;
pero con usted sé que es tener un tesoro.

Su sobrevivencia de por sí es difícil...
algo compleja... guerrero solitario…
no tiene enemigos, ni adversarios;
también carece de envidia;
pero eso sí: está lleno de enseñanzas.

En toda criatura ve un personaje.
Y en cada lugar dibuja una escena.
Crea leyendas, reflexiones, mensajes,
pensamientos y con ellos brillantes regalos:
mis sentidos y adorados versos.

Nuestra mayor inversión: ¡nuestro amor!
¡He disfrutado con usted siempre!
¡Gracias, amado mío!
¡Gracias, mi Dios!
¡Por favor, Ángeles y Arcángeles cuiden a mi Acuario!

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.

http://www.franzmerino.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://franzmerino.wordpress.com/

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Dios junto a usted.



Dios junto a usted.

Conocerle  a usted, fue lo mejor.
Es genial mi obsequio; mi solicitud  Divina.
Usted es mi gran amor: ¡inolvidable!
¡Jamás pude olvidarle en mi juventud, jamás!
Usted es mi pasado y ahora mi presente;
es el hoy que fue futuro: ¡es mi vida!

A usted  no hay cómo valorarlo.
No tiene precio ni parangón alguno.
Es único, inimitable, inigualable.
Será mi primerizo y último amante;
es un fenómeno celestial en mi vida:
exquisito e incomparable placer.
Encontrarle no fue fácil,
esperé largo tiempo por usted;
perderlo sería una locura.

En este momento deseo besarlo,
acariciarlo, mimarlo…
Descender a su entrepiernas,
excitarlo… provocar su erección…
sentirlo dentro de mí…
lograr mis orgasmos…
copular hasta agotarme…
Sentir ese dolor en mis piernas,
en todo mi cuerpo,
como aquel que deja una caminata,
una larga peregrinación religiosa;
como la de Jesús del Gran Poder
o de la Virgen del Cisne:
sacrificio sabroso y vigorizante.

Usted es el Ángel de mi historia.
Creo que jamás nadie ha escrito,
o  vivido igual… disfrutado similar.
¡Qué historia la nuestra!¡Inolvidable!
Su jugo blanco es la  esencia  de mi vino
y su falo mi santa cruz  terrenal:
es mi hostia y calma mi sed.
Usted  vino a rescatarme  y no yo a usted.

Usted es un hijo preferido de Dios,
aunque se resista creerlo y aceptarlo.
Yo me considero siempre bendecida por Él.
Si apareció en mi camino, o yo entré al suyo….
¡Eso, no lo sabremos, hasta cuando lo enfrentemos!
Convencida de algo sí estoy, mi Acuario:
¡Dios junto a usted, llenan hasta el reboso  mi existir!

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.

http://www.franzmerino.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://franzmerino.wordpress.com/

Una bailarina y un bailarín.


Una bailarina y un bailarín.

Una bailarina y un bailarín los veo danzar,
un círculo de fuego es su hábitat.
Ellos agradecen al Señor
y no a la vida el haberse reencontrado.
Si les toca separarse no le criticarán a Dios,
elevarán la queja a la vida.

Ambos se sienten regalos;
su amor inolvidable de juventud
guardan con  extremo sigilo.
Poseen estigmas no de sacrificio,
sino de amor y pasión.
Ambos construyen fantasías,
son soñadores de mejores días.

Evocan algún dolor del ayer,
pero es placentero su baile;
él fue su astilla en otrora,
ella jamás se la quiso sacar,
tampoco salió per se;
no le causó inmovilidad,
pero sí algo de culpa a él
y romántico llanto a ella.

Una bailarina y un bailarín los veo danzar,
entrando en trance están.
Ella se fortalece en El Cristo y en Acuario.
Él se fortalece en ella: su Piscis.
Ella tiene dos amores,
él tiene tres que lo llenan.


Una bailarina y un bailarín los veo danzar,
su lucha por ganar es intensa.
La  victoria la buscan;
siempre costará alcanzarla;
la resistencia no es para los débiles.
Ambos lo tienen claro:
ella es feliz siendo su amante
y él es felizmente infiel.

Ambos bailan el mismo ritmo;
son títeres de Alfa y Omega,
y no de su humana voluntad.
Ambos se pueden quemar
dentro del anillo de fuego,
por eso prefieren no soltar sus manos
y recurrir a candentes y  largos abrazos…

Una bailarina y un bailarín están bailando.
El mismo fuego Divino los está observando,
moldeando, puliendo a su antojo…
los está perfeccionado;
por qué no: purificando….

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.

http://www.franzmerino.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://franzmerino.wordpress.com/

martes, 7 de septiembre de 2010

CONECTADOS.

CONECTADOS

Conectados con fibra óptica,
y sin ella también.
Inalámbricamente hablamos
y sin ello nos percibimos.
Sin que esté aquí la siento,
ella me huele y saborea.
Es mi poder y fiel complaciente.
Ante mis pensamientos cede,
por mi corazón se subyuga.

Su piel es fuego,
al mismísimo titanio lo derrite.
Su boca, sus senos, sus nalgas,
me seducen y caigo a sus pies.

Qué más le puedo entregar
sino mi continuo pensar en ella…
Cómo quisiera tener alas,
para volar hacia su lado.
Distancia terrena que nos aleja,
pero no nos separa.

Necesito su calor,
a todo su ser...
es energía nuclear,
que me revitaliza.

¡Sin las Artes no puedo vivir!
Su desnudo es Arte a plenitud...
su divino diseño ergonómico…
exquisita idea erótica para los dioses...
concepto perfecto para mí.

Querida y mimada por mí,
consentida de mis versos,
de mis manos y mis labios.
El sabor agridulce de lo prohibido
no le resta esperanza;
lo contrarresta con aceptación;
me llena de fe y me hace feliz.


Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.

http://www.franzmerino.com/
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com/
http://franzmerino.wordpress.com/

domingo, 5 de septiembre de 2010

Dulces pedacitos de corazón.

Dulces pedacitos de corazón.

¿Te irá mejor sin mí?… ¡No lo sé!
Pero si sé, que perdería sin ti mi ritmo.
Tú eres mi adagio, mi alegreto,
mi preludio y mi sinfonía.

¡Te deseo tanto!...
Como el primer suspiro de la mañana
que te delata el pensar en mí:
estás viviendo para mí.
Nace tu oración mañanera a las 6:00…
cierras temporalmente tus ojos;
diriges al cielo tu secreto;
mientras tú oras en ese preciso momento te deseo…
Cuando terminas diciendo amén se ha pactado otra entrega:
toca esperar el furtivo lugar dado por el destino,
para recibirlo y devorarlo aquel postre anhelado.

Tu piel está diseñada para mí;
es mi llanura y mi sosiego.
Sientes como privilegio
el tenerme en cuerpo y alma;
cuando en realidad es al revés:
¡eso, siento!

Mi público espera con ahínco los nuevos versos
publicados en Facebook y en mis Blogs...
calientitos desean disfrutarlos;
como pan horneado con leña de campo.
Sólo tú y tu Dios, saben
que llegué primero a tu vida;
tú llegas primera a mi poesía...
Así quiero, sea y será: le suplicas al Padre.

¡Qué nos importa el resto!
Si tú y el Mesías son testigos primerizos de mi amor:
de mis palabras organizadas en pensamientos de fuego.
A mí me interesa que a ti te gusten mis poemas,
ames el fruto de mi talento,
maquinado con inspiración prohibida;
te los escribo con inteligencia y sangre de vida...
No podría soportar rompieras un poema hecho para ti...
colapsaría completamente mi interior... ¡en serio!
Pues, todos esos escritos los produjo mi alma,
la que te la doy con dulces pedacitos de corazón.

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.
http://www.franzmerino.com
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com
http://franzmerino.wordpress.com/


jueves, 2 de septiembre de 2010

Te has preguntado.


Te has preguntado.

¿Te has preguntado, por qué andas conmigo?
¿Te has preguntado, por qué ando contigo?
¿Te has preguntado, por qué hasta ahora no hemos visto las estrellas y el cielo nocturno andino?
¿Te has preguntado, por qué no ha habido día aún donde permanezcamos recostados sobre una pampa verde?
¿Te has preguntado, por qué el río no moja nuestros cuerpos aún?
¿Te has preguntado, por qué las caminatas no las tenemos aún?
¿Te has preguntado, por qué aún no vemos una película completa?
¿Te has preguntado el por qué de todo ello?
¡Yo tengo la respuesta!
¿Y, tú?
Te diré:
Eres mi mejor amiga,
Soy tu mejor amigo.
Tú eres mi bella noche, en dónde eres mi plenilunio.
Tú eres mi llanura natural, mi descanso exquisito.
Tú eres mi humedal, tu erótico sudor me baña.
Tú eres mi camino y mis curvas resbaladizas.
Tú eres mi escena completa, nítida y la más apasionada.
Todas las respuestas las puedo reunir en:
¡Todo, tú me llenas!...
El tiempo sólo nos alcanza,
para copular y copular.
Te amo, Piscis.

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.
http://www.franzmerino.com
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com
http://franzmerino.wordpress.com/

sábado, 28 de agosto de 2010

LA ROSA Y SU DESTINO.



LA ROSA Y SU DESTINO.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

La rosa roja tiene compañía

ya no estará sola.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Me encontraba madurando

en un gigantesco jardín;

una cuchilla me apartó de ahí.

Empecé a morir, sin explicación alguna.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Gracias, a ese romántico escritor,

la rosa encontró su destino:

tendrá un final feliz.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

La rosa viaja en femeninas manos,

me ofrecen envuelta en trasparente celofán;

alguien me escoge y admira,

se pacta mi valor; él me adquiere.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Me hago esclava de su amor:

es un romántico escritor.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Acuario, acompaña con poesía

mi entrega hecha regalo.

Me hace sentir demasiado importante,

me siento cariñosamente privilegiada.

Qué bonito detalle:

es un hombre apasionado.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Escucho pronunciar un nombre,

otra rosa roja, una hermana,

me espera conservada;

protegida por un Salmo está.

Es otro regalo del ayer,

obsequiada por su mismo corazón.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

La dueña de la Biblia,

muy pero muy feliz está:

sus ojos brillan de felicidad.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Un corazón enamorado

me coge con sus manos

y busca mi señora, mi ama.

Mi existencia, tiene sentido:

soy un símbolo del amor

y una anhelada compañera.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

La mejor Teoría, Divinas letras

nos cobijarán, nos abrigarán

hasta resecarnos con sabiduría;

junto a mi familia descansaré en paz.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

La rosa sabe, ahora, el por qué embelleció;

su último rocío será

la humedad que dejarán esos labios:

sus pétalos esperan su agradecido beso.

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Tu Dios ayudado por la naturaleza

la hizo para ti: Piscis, amada.

Franz Merino.

Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.

http://www.franzmerino.com

http://www.facebook.com/infieles.anonimos

http://www.infieles-anonimos.blogspot.com

http://franzmerino.wordpress.com/

domingo, 22 de agosto de 2010

A LOS DOS EL DESTINO NOS COMPLACIÓ.



A LOS DOS EL DESTINO NOS COMPLACIÓ.


La familia empezamos a valorar más,
cuando uno ha levantado velas desde ahí.
Pero, después, uno se adapta.
La pareja compensa mucho y sumado
a lo que hayas logrado amar y acumular:
en lo espiritual, en lo intelectual y en lo material;
será pesada o liviana la vejez.

Al final todos empiezan a irse,
desfilan de uno en uno, la mayoría sin despedirse.
Todos se irán: nadie quedará.
Unos antes y otros después: ¡nadie sabe su hora!
Sólo tus bellos o malos recuerdos vivirán en tu mente:
la soledad se hará o no placentera según cómo viviste...

Estoy muy seguro que siempre
tu interior albergará la felicidad que se reflejará en tu rostro.
Tú fe tendrás como medicina, te hará fuerte,
y a mí como tu secreto confidente
e incondicional y añorado amigo de plática.

Empezaste ¡ya! a formar desde hace poco, muy poco,
los recuerdos más gratos, más candentes, más apasionados,
más intensos, más amados de tu último tiempo.
Dos amantes enamorados son los protagonistas en su mayoría.

Espero, no defraudarte y morar dentro de ti
como tu tesoro más preciado.
Si decaigo en la vanidad y
suena jactancioso de que eso sucederá:
entonces, mil disculpas por mi atrevimiento.
Es que te siento tan mía y me siento tan tuyo,
por eso mi lógica osadía.

Lo prohibido siempre tiene un alto costo;
no te preocupes por saldarlo:
con mis llagas yo lo pagaré también por ti.
Yo solicité un Ángel de las Letras,
mi inspiración, una gran pasión;
y tú pediste: un exquisito y romántico poeta.
A los dos el Destino nos complació.

Ambos sabíamos que tendrías que regresar…
Pues, los ángeles nos acompañan un tiempo
y luego deberán retornar a su Edén y a su Dios.
Sólo deseo pertenecer a tu buena nostalgia:
donde la magia seguirá viviendo…
donde los flores son bellos recuerdos…
donde encontrarás la juventud…
ahí estará la fuente que alimentará
la razón de tu existir…
recordarás sonrisas y risas,
serán estrellas que te iluminarán…
Así serás mi luz: cuando de abajo te mire.

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.
http://www.franzmerino.com
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com

domingo, 15 de agosto de 2010

BUSCANDO LA INMORTALIDAD EN TUS BRAZOS…


BUSCANDO LA INMORTALIDAD EN TUS BRAZOS…

Si no intercambio servicios y productos,
paso produciendo poemas y libros,
algo debo brindar a la sociedad.
Debo inmiscuirme en el designio Divino.
Quiero morir creando, generando energía positiva:
lo que la mega máquina de mi inteligencia arroje…
Aún, conociendo idóneo el control de calidad de mis versos…
intento sean perfectos… algunos calificarán errados…
Pero, prefiero recibir la crítica y fallar en eso a no hacer nada...
No tengo elección: prefiero cometer errores…
La otra alternativa: mediocridad absoluta...
¡No tengo elección!…
Debo buscar el destino de los Titanes:
la Gran Victoria… la Gloria… su Fortuna.
Mientras el resto busca dinero...yo busco la eternidad…
Anhelo estar al lado de Shakespeare... al lado del Creador…
aunque muy distante estoy de ellos...
Él fue el mejor... ¡lo confirmo!
Pero sé, también, que necesito dinero
para proveerme y avanzar en la batalla...
elemento cruel de la sociedad para seguir: ¡sobreviviendo!
Nace la gran contradicción: ¿esto o aquello?
Tú eres mi Mecenas, crees en mí: me sostienes.
A veces, me siento como Vincet Van Gogh...
Después de muerto me valorarán…
Eres la única que en vida me aprecia y eres mi fan número uno.
Sé que debo de seguir, pero el Capitalismo me obliga e insiste
en cesar mi talento por unos cuantos dólares... es el comercio.
El mundo literario no es rentable,
nadie me lee... nadie me quiere... excepto tú…
Me haces feliz en todo sentido, mi Piscis del alma.
Cuántos talentos estarán atravesando mi indecisión:
abandonar la guerra literaria… sería mi final.
El mundo empuja concentrarse en la batalla diaria de la supervivencia…
el acumular oro… lo mercantil… y abandonar el talento artístico.
Pero soy muy egoísta contigo, también.
Tú tienes tu vida o ¿quién sabe?... ¡Sólo tu Dios!...
Si tu destino es únicamente apoyarme hasta alcanzar mi dicha...
o está ligado al mío para tú beneficiarte con la victoria y la gloria;
ayudada , dirigida por mí… ¿Quién sabe?
Todo tú lo tienes: eres bendecida por tu Dios, su mimada.
Eres creativa, pero no sabes cómo fraguar tus ideas;
en cambió eso sí lo sé… Tienes bellas oraciones, divinas,
guardadas en tu corazón sin poder organizarlas tu pensamiento.
¿Acaso? esa será la razón de permanecer a tu lado…
¿Acaso?, Dios, me puso en tu camino y no viniste al mío.
Será una celada que tu Creador me está jugando;
seré tu tintero y tu pluma… tu asesor terrenal…
para que tú seas quien logre el jaque mate,
y el combate final sea para ti usando mi tablero;
ayudada con mis propios movimientos obligados…
engañado, por la Mente Creadora de todas las reglas...
Quizá, Dios, muere por leer tu alma y ver nítido tu interior.
Es una ilusión el creerme Rey, apenas debo ser un Peón, un Caballo,
una Torre, un Alfil a tu favor… un súbdito tuyo, sin Dama.
No lo sé: ¡no lo sé!...
¡Grandes al fin tú y yo!… ¡Tomados en cuenta, por el Supremo!
Deseo, sea cierto, en el fondo.

Aparentemente, vislumbro todo en mi contra.
La soledad rodeada de gente,
es terrible en un espíritu tan comunicativo como el mío...
He descubierto que concentrarme sólo en la literatura de alto nivel,
me llevará a la pobreza… a la inestabilidad consanguínea.
Me estoy condenando y junto a ello estoy arrastrando a mi familia,
por intentar ser un Titán... Por procurar tener mi nombre escrito
en el libro de los hijos queridos de Dios...¡Los que tienen propósito!
Pero, no es justo, pues deseo llenar de lujo y mucho amor a mi familia...
No sé si deba seguir escribiendo por mi egoísmo o amor al arte,
o sacrificar mi gran amor (la literatura) por más rico tiempo familiar…
y halagar al otro gran misterio hambriento del poder de la noche…
Y todo por el dinero... por, Tsai Shen Yeh, deidad de la riqueza.

Siento que cuando escribo alejo cada vez más de la cima económica…
de los placeres nocturnos, los trajes finos, los autos lujosos, viajes
y comodidades mundanas a mi familia...¡Eso deduzco!...
Parece ser que, Dios, me pide escoger...
Es tan difícil: me apuñalo mortalmente en las dos opciones...
A veces, pienso, debo conformarme con ser un mediocre,
a cambio, de mantener unida y enriquecida a mi familia...
con todas las comodidades terrenales básicas y las exclusivas.
También sé, que mis ojos me forcejean a mirar para arriba,
a lo alto: donde está el majestuoso cielo... lo eterno...
lo innegociable… lo majestuoso… lo solemne…
de Quién se habla en las Sagradas Escrituras…
la verdadera iluminación… Suprema Inspiración… lo mágico…
donde el oro y los diamantes carecen de valor…
las monedas de oro no vienen… ni por añadidura…
¡San Jerónimo! ¿Por qué me invocas?... ¡Por qué!

Siento que hasta tú, sólo valoras mis resultados y no mi lucha...
mis avances... mi sudor no te llama la atención.
Siento tu financiamiento como una manera de disfrazar
tus verdaderas intenciones… me reclamarás al final, eso lo sé,
y con creces plasmadas en letras rubíes y oraciones de titanio.
Pero, también, es cierto que sin tu soporte y aportes
no habría producido románticos y dichosos versos;
los qué apenas lees y tus mejillas se bañan
con el rocío de tus felices y novelescas lágrimas.
Es como si estuvieras comprando felicidad…
¿Acaso, te estás preparando, para recibir la Divina? ¡La más Grande!
Será sincero tu apoyo: ¿realmente, será incondicional?

Cada vez que escribo siento venir la perfección...
no sé cómo tú lo ves... mi única lectora apasionada... mi única cliente...
Si tú te vas, mi Ángel de la Guarda, morirán mis manuscritos...
los enterraré ... y con ello nuestros recuerdos inmensamente gratos;
apasionados, románticos, amorosos, tiernos, sublimes, intensos;
prohibido: no divulgarlos poéticamente, a los mortales.
¿Sepultaré, para siempre, mi talento inmerecido?... dado a un cobarde
que murió porque su corazón lo lastimó... y lastimaron.
¿Su amor, es su rival?... O, ¿exclusivamente, su puro amor?
¿Abandonaré el gran sueño de los dioses?… ¿Lo magnífico?
¡Por Dios!, no quiero morir como las cucarachas...
Sin importancia en este planeta deshumanizado llamado Tierra.
¡Busco lo sublime!… ¿Buscaré lo trascendental?
No quiero fallecer como el resto de los comunes mortales...
tampoco deseo placas... ni nombres de calles...
ni monumentos ni sinfonías… pero, sí tu corazón;
tus rezos, tus propias plegarias, tu piel, tus besos, tus orgasmos;
sólo quiero un nombre especial en un lugar especial...
Quiero permanecer escrito en el libro de Dios,
de los que lo complacieron, lucharon, he hicieron algo para su gusto
y el de los mortales... y para sí mismo... para ti, Piscis, amada.
Ansío permanecer en el diario de su novia preferida: Piscis.
Quiero tener un nombre en el muro de la inmortalidad...
Pido poco... quizá mucho para otros... Pero, eso quiero.
Guarda mi más preciado deseo y secreto, Piscis.
Cada vez que veas mis ojos, eso alberga.
Este es mi manifiesto.
Sabiendo, ahora, todo esto… ¡Lo siguiente medito!...
¿Tus brazos serán mi refugio y toda tú mi nido? ¿Seguirás conmigo?
¿Seré el varón que tú deseas? ¿Seré el hombre qué tú amas?
¿Serás mía, para siempre? ¿Seré el final de tu vida y tú el mío?
¿Permitirás ser gobernada por tu destino?
¿Terminarás, hoy, conmigo?
¿Esta obra de teatro será eterna?
¿Seguiremos siendo los candentes e idílicos protagonistas?
¡Aún faltan los mejores diálogos! ¡Las insospechadas escenas!
¡Yo, no deseo bajar la cortina, ni en el descanso!…
¡Dios, no estoy listo, ni preparado, aún! ¡Ni ella, tampoco!

Franz Merino
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.
http://www.franzmerino.com
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com