domingo, 22 de agosto de 2010

A LOS DOS EL DESTINO NOS COMPLACIÓ.



A LOS DOS EL DESTINO NOS COMPLACIÓ.


La familia empezamos a valorar más,
cuando uno ha levantado velas desde ahí.
Pero, después, uno se adapta.
La pareja compensa mucho y sumado
a lo que hayas logrado amar y acumular:
en lo espiritual, en lo intelectual y en lo material;
será pesada o liviana la vejez.

Al final todos empiezan a irse,
desfilan de uno en uno, la mayoría sin despedirse.
Todos se irán: nadie quedará.
Unos antes y otros después: ¡nadie sabe su hora!
Sólo tus bellos o malos recuerdos vivirán en tu mente:
la soledad se hará o no placentera según cómo viviste...

Estoy muy seguro que siempre
tu interior albergará la felicidad que se reflejará en tu rostro.
Tú fe tendrás como medicina, te hará fuerte,
y a mí como tu secreto confidente
e incondicional y añorado amigo de plática.

Empezaste ¡ya! a formar desde hace poco, muy poco,
los recuerdos más gratos, más candentes, más apasionados,
más intensos, más amados de tu último tiempo.
Dos amantes enamorados son los protagonistas en su mayoría.

Espero, no defraudarte y morar dentro de ti
como tu tesoro más preciado.
Si decaigo en la vanidad y
suena jactancioso de que eso sucederá:
entonces, mil disculpas por mi atrevimiento.
Es que te siento tan mía y me siento tan tuyo,
por eso mi lógica osadía.

Lo prohibido siempre tiene un alto costo;
no te preocupes por saldarlo:
con mis llagas yo lo pagaré también por ti.
Yo solicité un Ángel de las Letras,
mi inspiración, una gran pasión;
y tú pediste: un exquisito y romántico poeta.
A los dos el Destino nos complació.

Ambos sabíamos que tendrías que regresar…
Pues, los ángeles nos acompañan un tiempo
y luego deberán retornar a su Edén y a su Dios.
Sólo deseo pertenecer a tu buena nostalgia:
donde la magia seguirá viviendo…
donde los flores son bellos recuerdos…
donde encontrarás la juventud…
ahí estará la fuente que alimentará
la razón de tu existir…
recordarás sonrisas y risas,
serán estrellas que te iluminarán…
Así serás mi luz: cuando de abajo te mire.

Franz Merino.
Basado en el libro “Infieles Anónimos. Diario de un amante: testimonio de una gran pasión”.
http://www.franzmerino.com
http://www.facebook.com/infieles.anonimos
http://www.infieles-anonimos.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario